Pensamientos I

A veces me pasa que, después de algunos días o algunos meses de haber dibujado una idea en forma de esbozo, me reencuentro con ella. Y mirar las formas que tiene, los elementos o la composición es como hablar con mi yo de cuando la estaba dibujando, con lo que pasaba alrededor de mi entonces.

Me gusta este bonito diálogo inconsciente con el pasado, y que algunas obras (la mayoría) mezclen unos primeros trazos o brochazos de aquel entonces, con nuevos trazos, colores y formas del 'ahora'. y que sólo así, entendiendo esta trayectoria, lo que surge finalmente tiene un sentido.

Pienso que una pintura es una línea (quizás un círculo) del tiempo donde varias yo le dan forma, donde la primera yo es igual de valiosa que la última pero se encuentra en un momento creativo diferente.

A lo mejor todes deberíamos firmar lo que hacemos con el plural de nuestros nombres o sentir el tiempo, igual que sentimos el color, cuando miramos un cuadro.